Caminar la milla extra. ¿Estás haciéndolo?

Caminar la milla extra.
Anotar una carrera o un gol,  no se consigue sentado en el banquillo, y lograr lo que sueñas requerirá de algún tipo de esfuerzo.
En el ámbito deportivo, el la cultura corporativa e incluso en las relaciones personales, si queremos hacer la diferencia tendremos que “caminar la milla extra”.
Ayer mientras realizaba una sección de coaching y delineaba estrategias con un amigo y cliente al cual aprecio mucho, surgió la siguiente pregunta…
¿Estás caminando la milla extra?
Cuando pensamos en caminar la milla extra automáticamente pensamos en sacrificios, en hacer más de lo que otros hacen, o en hacer más de lo esperado.
Sin duda alguna que los grandes logros y ejemplos de personas altamente exitosas han requerido una actitud mental y una persistencia fuera de lo común.
Sin embargo… a veces esa milla extra requiere sólo un poquito de tu tiempo e incluso, tal vez de un mínimo de esfuerzo.
Así es.

A veces esa milla extra solo requiere que dejes de procastinar y que tomes unos minutos para realizar una simple llamada.
Probablemente esa milla extra son algunos minutos para realizar una búsqueda en Google.
Incluso tal vez esa milla extra solo requiere que te sientes unos minutos y que pongas a un lado las distracciones, y te olvides de las redes sociales y de netflix para trazar un plan y determinar a dónde vas con relación a tus metas y objetivos.
A veces pensamos en la milla extra como algo grande, difícil e imposible y se nos olvida que esa milla extra se camina paso a paso, pulgada a pulgada.

 

 

 

 

 

Facebook Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *